Buenas, mi nombre es Raul Castro y soy el creador y autor del blog de montaña y outdoor: Outdoor Sport Life. De antemano, agradezco la oportunidad de poder escribir en Lo mejor de viajar, una página que me encanta, como a ti.

Valle de Tena

Yo vengo a hablarte del ecoturismo o turismo natural, que se vive en el Valle de Tena.

El Valle de Tena, está situado en la provincia de Huesca, en la comarca del Alto Gállego.

Bajo la vertiente del pirineo aragonés, algunos de sus pueblos destacados, formados por casas de alta montaña son: Sallent de Gállego (la capital), Panticosa, Formigal y Hoz de Jaca. Destaca también, el estar rodeado de montañas que alcanzan los 3.000 metros, lagos o ibones naturales, bosques de hayas y pino rojo y por praderas de alta montaña.

De entre la fauna del Valle de Tena, podemos distinguir por ejemplo entre vacas, caballos, sarrios y jabalís, y aves como buitres y quebrantahuesos.

La belleza de este entorno natural, es posible admirarlo desde numerosos rincones del valle, como los miradores de Hoz de Jaca o el de Santa María en Panticosa:

En invierno, las estaciones de esquí de Panticosa y Formigal hacen las delicias de los amantes de la nieve. También, existen un montón de rutas de senderismo sobre la nieve, mágicas y bajo la vigilancia del pirineo aragonés. Las montañas han sido esculpidas durante millones de años por la actividad erosiva de ríos y glaciares.

En otras épocas del año, la naturaleza y el medio ambiente también se dejan sentir. Nada más llegar, notas como el aire en esta zona es limpio y puro, respira hondo y deja que la vida te envuelva. El contraste de colores de los paisajes de media y alta montaña no deja indiferente a nadie.

El turismo rural, está muy bien atendido con ofertas para todo tipo de demanda, incluso existen albergues para peregrinos del Camino de Santiago. Hoteles, pensiones, campings, resorts y balnearios, adaptados a tus necesidades específicas.

El turismo de aventura, también cuenta con una amplia selección de todo tipo de deportes extremos que se practican en toda la zona del Valle de Tena. También, rutas de senderismo (desde fáciles para cualquiera hasta de exigente recorrido), ascensiones, tirolina e incluso rutas por pueblos abandonados.

Por ejemplo, una de las rutas de senderismo más bellas es una circular que va desde Panticosa a Pueyo de Jaca bordeando el embalse de Búbal. De Pueyo a Hoz de Jaca por un valle y de Hoz a Panticosa de nuevo, primero bordeando el pirineo aragonés y luego con inmersión en un frondoso bosque típico de cuento de hadas.

Lugares maravillosos en el Valle de Tena

Es recomendable, el equiparse con ropa y material adecuado según las actividades previstas y la época del año en la que se realice la visita. Agua, nieve, bosques frondosos, praderas abiertas… un sinfín de paisajes espectaculares con extraordinarios valores naturales para disfrutar desde el confort y la seguridad.

Más allá del Valle de Tena, te encuentras con patrimonio de interés cultural y turístico. Desde el Monasterio de San Juan de la Peña al Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido.

Sin duda, un destino a tener en cuenta para cualquier viaje. Y recuerda, no olvidarte la cámara, pues inmortalizar el Valle de Tena es una oportunidad única.

Simplemente, ve, disfruta y vuelve siempre que puedas.

Artículo y Fotografías por Raúl Castro autor de Outdoor Sport Life