Nueva York es un destino que al principio, cuando empiezas a hacer tu presupuesto, parece bastante caro. Aunque puedes encontrar ofertas, los vuelos no suelen bajar de los 360-400 eur (y eso si tienes suerte!), el precio de los alojamientos está por las nubes (un hotel de categoría media-baja ronda los 100 usd por noche mínimo), el transporte público también es caro (un pase para una semana son 30 usd por persona) y así en todo… pero tengo una buena noticia para ti hay muchos lugares donde comer barato en Nueva York.

¡Así que no desesperes! Nueva York no es una ruina y aquí te doy algunas pistas para ahorrar en comida. Aquí hablamos de comida low cost, buena y con cierto grado calidad, pero si eres un sibarita estas propuestas te pueden salvar en un momento improvisado, pero está claro que tu necesitas otro tipo de restaurantes. Una vez avisad@ vamos al grano:

Dónde comer barato en Nueva York

Hamburguesas en Shake Shack

Porque fast food no significa siempre mala calidad, en Nueva York hay una cadena de hamburgueserías que están buenísimas. Shake Shack empezó siendo un carrito de comida en Madison Square y ahora es ya una cadena internacional. Sus hamburguesas están muy ricas, algunos dicen que son las mejores de NY, yo no diría tanto pero sí que es verdad que son sabrosas y una buena opción para comer barato en Nueva York.

Una hamburguesa, con sus patatas fritas y un refresco te sale por menos de 10 usd.

Hot Dogs en Nathan’s Famous

¿Sabías que los perritos calientes se inventaron en Nueva York? Concretamente los inventó un señor llamado Nathan en su puesto de comida de Coney Island (Brooklyn). Ahora mismo su invento se come en todo el mundo y hay muchísimos restaurantes en Nathan’s Famous no sólo en USA.

Comer barato en Nueva York

Hot Dogs en Nathans Famous ©Lo Mejor de Viajar

Dicen que sus patatas están riquísimas, yo prefiero las de Shake Shack, pero los hotdogs de Nathan’s Famous están espectaculares.

Mira su web y localiza sus locales para comer barato en Nueva York.

De todo un poco en los Delis

Existe en Nueva York el paraíso para los que como yo son raritos comiendo y además no necesitan demasiados lujos para llenar el estómago. Los Delis (abreviación de Delicatessen) son restaurantes abiertos 365 días / 24 horas, en la mayoría de los casos, que están por todas partes en NY donde además de un pequeño supermercado tienen una gran oferta de opciones para comer a cualquier hora del día.

No solo tienen una gran variedad de desayunos y sandwich que puedes hacer a tu gusto sino que hay también una parte de buffet libre donde coges una caja y llenas con todo lo que quieres y pagas la comida a peso. Encontrarás: pasta, arroces, verduras, ensaladas, carnes, pescados, frutas, … un sinfín de posibilidades y de precios ya que puedes encontrar Delis que cobran desde 6,00 a 12,00 usd por libra.

Comer barato en NY

Delis en Nueva York ©Lo Mejor de Viajar

Y si esto ya te parece una pasada, en muchos de estos Delis tienen también una salad bar e incluso una ramen bar. A mi lo del ramen no me va, pero poder hacerte una enorme ensalada a tu gusto (que ni te acabas de lo grande que es) por unos 6,00 usd es para mi la mejor opción para comer barato en Nueva York y sano!!

Ensaladas en Chopt

Hablando de ensaladas, hay una nueva cadena de restaurantes que se llama Chopt que es también como las salads bar que te comentaba en el anterior apartado. Tienen un menú repleto de ensaladas, hay para todos los gustos! Además te permiten añadir o quitar los toppings a tu gusto al igual que la salsa y te preparan tu ensalada personalizada allí mismo y es enorme!!

Hay ya varios Chopt repartidos por la ciudad, yo suelo ir al que hay en Brookflied Place, me parece una opción estupenda para comer barato en el Downtown de Manhattan.

Comer Barato en New York

© Ensaladas en Chopt

Así que como ves, aunque la Gran Manzana puede parecer un destino caro a primera vista existen muchas posibilidades de ahorrar en otras cosas. Comer barato en Nueva York es posible y también hay un montón de cosas que puedes hacer gratis en NY como os propongo en mi otro blog. Échale un vistazo 🙂