En nuestro viaje por Asia decidimos parar unos días a descansar en la isla de Nusa Lembongan porque veníamos de las Islas Perhentian y por lo que habíamos leído las Gili eran algo muy parecido (incluso un poco menos espectaculares, aunque no sé si será verdad o no) y nosotros queríamos vivir experiencias diferentes por eso nos decidimos por esta isla mucho menos conocida ya que por lo que habíamos leído era un lugar tranquilo, rural y muy auténtico, y no defraudó.

Hay muchas cosas que hacer en la isla de Nusa Lembongan como disfrutar de atardeceres de película, descansar, recorrer la isla en moto o bici y mezclarse con sus habitantes,… pero si lo que quieres son playas paradisíacas este no es el lugar que estás buscando. Si quieres playas de ensueño será mejor que te vayas a las Gili.

¿Y por qué insisto en que las playas no son paradisíacas? Pues porque a parte de las fuertes corrientes, la marea aquí baja mucho cosa que utilizan sus habitantes como principal actividad económica: el cultivo de algas. Así que… ¡imagínate las playas cuando baja la maera!

Viajar a Nusa Lembongan

Recolector de Algas ©Lo Mejor de Viajar

Eso sí, si buscas un destino donde viajar al pasado en Bali, una isla donde las tradiciones están muy arraigadas y donde la gente te recibe con una sonrisa Nusa Lembongan es tu lugar.

¿Cómo llegar a la isla de Nusa Lembongan?

Si estás en cualquiera de las ciudades principales de Bali: Kuta, Ubud, Jimbaran, Sanur, etc. la manera más cómoda y fácil de llegar a la isla de Nusa Lembongan es contratando el servicio de traslado desde tu hotel al puerto de Sanur + ferry.

El precio suele estar alrededor de los 30 euros aproximadamente por persona y trayecto. Puedes comprar tu ticket online o bien negociar en cualquier agencia de viajes. En Ubud, que es donde estábamos nosotros, había muchas agencias aunque yo como soy previsora ya lo llevaba comprado online por avanzado en la agencia Scoot Fast Cruises.

Isla de Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Isla de Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

La distancia desde Ubud hasta Sanur es de unos 25km, eso puede parecer poco pero con el tráfico de Bali tardas el doble de lo esperado en llegar de un punto a otro. Una minivan de Scoot Fast Cruises nos llevó hasta Sanur junto con otros pasajeros y al llegar paramos en una agencia donde pagamos el traslado y cambiamos nuestros vouchers por unas pegatinas con las que nos identificaban además de dejar nuestros datos en un formulario.

Para la vuelta el funcionamiento fue el mismo y si como en nuestro caso no regresas a la misma ciudad no es problema. Nosotros por ejemplo necesitábamos que nos llevaran a Jimbaran y al llegar al puerto de Sanur un conductor nos estaba esperando y nos dejó en la puerta del hotel.

¿Dónde dormir en la isla?

En la isla de Nusa Lembongan hay una oferta variada de alojamientos. Escoger donde dormir irá en función de lo que buscas y presupuesto. Cerca del puerto hay muchos hoteles y albergues y un poco de “vidilla”. Pero si lo que buscas es tranquilidad te aconsejo que te alejes un poco de esta zona.

Nusa Lembongan

Nuestro alojamiento en Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Nosotros nos alojamos en el hotel Lotus Garden Huts, en Mushroom Beach. Esta es sin duda la mejor parte de la isla. Las playas no son paradisíacas pero es un lugar agradable en el que alojarse durante tu estancia. Hay  también algunos restaurantes cerca de la playa que son un buen lugar para comer, cenar o simplemente tomar algo.

En cuanto el hotel, la habitación de tipo tradicional eran fantástica. El hecho de tener el baño descubierto fue toda una experiencia. El hotel es muy familiar y las personas que lo llevan muy amables. Lo único malo fue la piscina, que tenía demasiado cloro, era imposible bañarse allí 🙁

¿Cómo moverse por Lembongan?

Para moverte por la isla es necesario alquilar una moto. No pidas casco ¡eso allí no existe aquí! Como consuelo decirte que no se puede conducir muy rápido: muchas calles no están asfaltadas y las que sí están en muy mal estado, además los animales campan a sus anchas así que es fácil encontrarte una vaca en mitad del camino. Hay que ir lento y con cuidado.

Aquí estamos repostando con nuestro pequeño amigo, nos encantó este niño que se tomaba muy en serio su trabajo. Siempre fuimos a repostar a su pequeña “gasolinera”:

Repostando en Nula Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Repostando en Nula Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Alquilar la moto aquí nos costó más que en cualquier otro lugar del sud de Asia, son listos: saben que sin moto no puedes hacer mucho, así que piden mucho más que en otras partes aunque se puede negociar. Aun con todo nosotros pagamos alrededor de 10 usd por día, lo que allí nos pareció una fortuna.

¿Qué hacer en Nusa Lembongan?

En Nusa Lembongan no hay mucho por hacer si lo que esperas es ir de un sitio para otro descubriendo monumentos y templos. Esta isla se disfruta recorriéndola con calma, descubriendo sus calles y sus gentes, sus calas y sus costumbres.

Las playas aunque bonitas no son paradisíacas y suele haber fuertes corrientes, por eso en Lembongan vas a encontrar un ambiente muy surfero. Nosotros recurrimos más a las piscinas que a las playas ya que en la mayoría de los hoteles aceptan que te bañes a cambio de que consumas algo.

Te recomiendo que vayas hasta Dream Beach y si no te atreves a meterte en el mar puedes refrescarte en las piscinas que hay justo allí mismo con un ambiente bastante fiestero con bebidas y música. Muy cerca se encuentran los acantlidados de Devil’s Tears, impresionante ver como rompe el agua con las rocas.

Que hacer en la isla de Nusa lembongan

Dream Beach ©Lo Mejor de Viajar

islas de Bali

Devil’s Tears ©Lo Mejor de Viajar

Con la moto puedes acercarte hasta Nusa Ceningan una isla muy próxima. ¡Cruzar el puente es toda una aventura! En esta otra isla encontrarás lo mismo que en la primera: un lugar muy auténtico con gente muy amable y 2 lugares que no te debes perder: el Blue Lagoon y la Secret Breach.

Nusa Ceningan

Blue Lagoon ©Lo Mejor de Viajar

Nusa Ceningan

Secret Beach ©Lo Mejor de Viajar

Lo mejor que puedes hacer en la isla es disfrutar de la calma, sentarte en una terraza o pasear a orillas del mar y disfrutar del atardecer. Nosotros lo hicimos y disfrutamos de la puesta de sol más mágica que hemos visto nunca. El mar en calma, el cielo naranja y de fondo la risa de unos niños jugando en el agua. Un momento inolvidable y nuestra foto favorita del viaje:

isla de Nusa Lembongan

Atardecer en Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Nuestra experiencia en Nusa Lembongan

Nuestra experiencia en la isla de Nusa Lembongan fue estupenda, supongo que ya lo habrás supuesto por todo lo que has leído hasta ahora. En Nusa Lembongan parece que el tiempo se ha ya detenido, todo es como hace años y, a pesar del turismo, es un lugar que no ha perdido su autenticidad.

isla de Nusa Lembongan

Silent Day en Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Pero además durante nuestro viaje tuvimos la suerte de coincidir uno de los días con el Silent Day. No teníamos ni idea antes de llegar allí y cuando llegamos y nos enteramos que no se podía hacer ninguna actividad en el agua ya fuera bañarse, hacer snorkel, tomar una barca, etc. no nos hizo nada de gracia pero al final resultó ser una experiencia inolvidable porque vimos como los locales se reunían para esta fiesta, todos guapos y cargados con sus donaciones.

Además decidimos aprovechar el día para irnos de excursión con la moto, recorriendo cada rincón de ambas islas.

Isla de Nusa Lembongan

Dream Point ©Lo Mejor de Viajar

Sin lugar a dudas la isla de Nusa Lembongan es uno de los lugares que más nos gustó durante nuestro viaje por el Sudeste Asiático.

Que hacer en Nusa Lembongan

Nusa Lembongan ©Lo Mejor de Viajar

Localiza en el mapa la isla de Nusa Lembongan