La tierra tiene lugares que sólo podríamos alcanzar a comprender si los comparamos con objetos construidos por el hombre. Por ello, al hablar de Saltstraumen, el mejor ejemplo que nos sirve es el de un gran hidromasaje natural.

Digo un hidromasaje natura porque es la mejor forma de escenificar un fenómeno que comprende a un canal de agua de unos tres kilómetros que conecta dos fiordos entre sí y en el cual se producen las corrientes marinas más fuertes del mundo.

Las corrientes marinas más fuertes del mundo

Salstraumen se halla a apenas 33 km de la ciudad de Bodø, en la zona atlántico-central de Noruega, en este fiordo, y cada seis horas, se produce un espectacular fenómeno natural. Y es que, cuando las mareas suben y bajan, cerca de 400 millones de metros cúbicos de agua marina se mueven en ambas direcciones del fiordo a una velocidad de más de cuarenta kilómetros por hora, cayendo por un estrecho de unos 150 metros de ancho y unos tres kilómetros de longitud.

corrientes marinas más fuertes del mundo

El resultado, son unos poderosos remolinos marinos que en muchas ocasiones alcanzan más de 10 metros de ancho y hasta 5 de profundidad e impresionan de un modo único a turistas de todas partes del planeta, que se acercan hasta este recóndito paraje para contemplar un fenómeno que no tiene igual en ninguna otra parte del planeta.

Aprovechando las propias características naturales de la zona, los visitantes se afanan por realizar actividades tan apasionantes como el rafting marino, en donde se aprovechan estas poderosas corrientes para el disfrute de los más intrépidos. Otra de las actividades más realizadas es la pesca, ya que debido al mismo motivo, la presencia de peces es especialmente importante.

Salstraumen es uno de esos lugares marcados a fuego en el mapa de las curiosidades de la tierra, y un atractivo natural que no deberíamos perdernos.