Disfrutar del turismo es una de las mejores formas para deshacernos del estrés y volver a nuestra rutina diaria con las pilas completamente recargadas, y es por ello que hoy vamos a viajar hasta África para dirigirnos a las islas Seychelles, disfrutando así tanto de sus playas como de los distintos lugares de interés que podremos encontrar.

De turismo en las Seychelles

Pero para poder desconectar es importante que nos dirijamos a algunos de los lugares más paradisíacos y tranquilos de este destino, pero a la vez es muy probable que no queramos renunciar a todas las comodidades, razón por la cual vamos a ir realizando un breve recorrido por esta isla con mucho que ofrecer a los turistas.

Cousin Island

Esta es una de las 115 islas de las Seychelles donde disfrutaremos de un entorno paradisíaco que en el año 1968 se declaró reserva natural, y siete años después, en 1975, se convirtió en zona de reserva especial.

Gracias a ello, el entorno en el que nos encontraremos es totalmente natural, pudiendo disfrutar de unas fantásticas playas y de vegetación exuberante así como de una amplia variedad de especies animales.

Todo ello un cóctel completo para los amantes de la naturaleza, aunque hay que tener en cuenta que tan sólo podremos acceder a esta isla en turno de mañana de lunes a viernes, y debemos reservar con antelación ya que tan sólo puede acceder un número limitado de turistas.

Evidentemente, la razón de esto es para conservar en perfectas condiciones este entorno sorprendente y así poder dejar una herencia indiscutible a nuestro paso.

Curieuse

Curieuse es otra de las islas que debemos visitar si viajamos a las islas Seychelles, y al igual que ocurre con la anterior, estas aguas han sido declaradas Parque Nacional Marino, lo que significa que están protegidas para evitar su deterioro.

Uno de los animales protegidos más destacados del lugar son las tortugas gigantes de Aldabra, de las cuales hay aproximadamente unos 300 ejemplares en estos momentos.

Evidentemente, su atractivo es incalculable, y podremos realizar paseos regulados.

Uno de los destinos que más nos puede llamar la atención son los restos que aún permanecen de la leprosería inaugurada en 1833 y cuya actividad finalizó en 1965. Los mismos se han convertido en un museo y en un centro cultural muy interesante.

Aride Island

Pero si nos dirigimos más al norte encontraremos esta pequeña isla donde predomina el granito, la cual también es una reserva natural y nos ofrece una gran cantidad de especies animales de las cuales cinco son nativas del lugar.

Podremos disfrutar de un fantástico arrecife de coral, avistar algún tiburón ballena o incluso peces voladores y otras sorpresas fantásticas.

El parque nacional Sainte Anne

Se trata de un parque nacional marítimo formado por seis islas de pequeñas dimensiones cuyo objetivo es la protección de la fauna, razón por la cual ha actividades como el esquí acuático y la pesca que están totalmente prohibidas.

La isla de mayor tamaño es la isla Ste. Anne, la cual cuenta con poco más de 2 km², mientras que la más pequeña recibe el nombre de isla de Cachée y dispone de tan sólo 18 m².

Sin duda alguna, las islas Seychelles son un destino asombroso, donde encontraremos otros muchos lugares de interés como puede ser el Petite Anse, el Dauban Mausoleum, el Bicentennial Monument y un montón de destinos asombrosos que nos ayudarán a disfrutar de este auténtico paraíso protegido de la influencia del hombre y cuyo objetivo es preservar un pequeño rincón natural para que pueda ser disfrutado tanto por la flora y la fauna como por los propios seres humanos.

Seychelles

Gracias por la foto a Harald Hoyer