El volcán Paricutín se encuentra localizado en Michoacán, un Estado perteneciente a México, pero aunque a priori pueda parecer un volcán cualquiera, lo cierto es que tiene algunas características que sin duda llamarán nuestra atención.

Las curiosidades del volcán Paricutín

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el volcán Paricutín es considerado como el volcán más joven de todo el mundo, ya que data del 20 de febrero de 1943, una fecha en la que los ciudadanos de la zona experimentaron un cambio importante en su geografía e, imaginamos, una experiencia aterradora, ya que la geografía del lugar comenzaba a cambiar.

Todo comenzó con unos fuertes temblores que hicieron que el volcán se comenzase a abrir en su parte superior previamente a la emanación de los vapores y por supuesto al lanzamiento de piedras. Infórmate más aquí.

Esto hizo que toda la población se asustase y pensase que la cosa iba a ir a más, pero por suerte no hubo víctimas humanas, ya que el proceso fue bastante lento y dio tiempo a desalojar a toda la población que podía verse afectada por la erupción volcánica.

No obstante, no podemos decir lo mismo de los daños materiales, ya que de los dos pueblos que se vieron afectados, tan sólo podemos ver a día de hoy los restos de la iglesia de uno de ellos, quedando todo lo demás totalmente devastado.

Un volcán de gran duración

Pero uno de los aspectos más curiosos de este volcán es que su actividad duró un total de 9 años, 11 días y 10 horas, y durante todo este tiempo pudo recorrer hasta 10 km arrasando todo lo que iba encontrando a su camino.

A día de hoy no existen problemas para visitar esta zona y hacernos una idea de todo lo que la población sufriría durante esta experiencia que muy pocas personas en el mundo (y por suerte) tienen la posibilidad de vivir.

Puedes leer más artículos como este en la sección de curiosidades del mundo

El volcán Paricutín de México

Gracias por la foto a Pablo Leautaud.