Ibiza Rural”. Parece una contradicción, especialmente para los que, cuando escuchan el nombre “Ibiza”, inmediatamente se imaginan las “noches que nunca acaban”, los clubs más de moda, los locales, la música. La gente, los jóvenes. Sin embargo, “rural” era uno de los adjetivos que mejor definían la isla hasta los años 60-70, cuando empezó el desarrollo del turismo de masa. Y sí, todavía existe una Ibiza Rural (o por lo menos su recuerdo…) tanto que la Consejería de Turismo de las Islas Baleares ha diseñado un itinerario dedicado expresamente a esta Ibiza perdida. Vamos a ver a donde lleva y qué nos propone.

Explorando el último paraíso de Ibiza

La ruta permite explorar el “último paraíso” de Ibiza, la zona de Es Pla de Corona, donde hoy en día la agricultura sigue siendo una importante actividad económica, lo que hasta ahora ha frenado la ocupación urbanística. Punto de partida es Santa Agnés de Corona, una población que está situada a menos de 20 kilómetros de Ibiza Ciudad, en el municipio de Sant Antoni de Portmany.

En el pueblo hay una iglesia, cuya construcción empezó a finales del siglo XVIII. Al lado de la iglesia se encuentra el camino de Sa Talaia, que a lo largo de 8 kilómetros permite explorar el área agrícola de Es Pla de Corona, admirando a un lado del camino el bosque mediterráneo y, al otro lado, los cultivos de cereales, los olivos y los almendros.

Ibiza rural

Uno de los momentos mejores para explorar Es Pla de Corona es durante los meses de enero y febrero, cuando florecen los almendros – un espectáculo, de acuerdo a lo que nos cuentan también artistas y escritores, como Josep Pla.

almendros-florecidos

En la zona, bajando hacia la costa, se encuentran otros lugares de gran belleza. Un ejemplo, a un par de kilómetros de Santa Agnes, es Ses Portes del Cel, un acantilado que regala impresionantes vistas y de donde se puede llegar a Ses Balandres, otros acantilados con varaderos: el camino, bastante difícil, atraviesa un bosque, donde se pueden observar antiguas terrazas agrícolas y pozos.

Esta Ruta Rural es el plan ideal para pasar una jornada diferente, haciendo una excursión que lleva a descubrir una de las caras menos conocidas de Ibiza. La zona de Es Pla de Corona y Santa Agnes probablemente no es el destino ideal para quienes desean vacaciones de sol y playa con todas las comodidades y los beach clubs… pero los viajeros que tienen una idea diferente de vacaciones pueden incluso alojarse en la zona, en casas rurales reformadas.

Es más probable encontrar algo buscando en Internet páginas de alquileres de particulares, como HouseTrip. Alquilar un coche en este caso es imprescindible, para poder llegar fácilmente a los centros más cercanos, como Sant Antoni de Portmany que, de hecho, se encuentra a menos de 10 kilómetros.