En la frontera entre España y Francia encontramos un pequeño país que recibe el nombre de Principado de Andorra y que cuenta con una extensión de tan sólo 468 km² que se reparten en una altura que oscila los 2000 m y que se caracteriza entre otras cosas por ser un referente para los amantes de los deportes de invierno.

El invierno en Andorra

Una de las mejores estaciones del año para visitar Andorra es durante el invierno, ya que el esquí es el deporte nacional en este país y eso lo podemos comprobar visitando las fantásticas instalaciones que aportan a los visitantes algunas experiencias inolvidables.

Encontraremos varias estaciones de esquí e incluso una estación donde podremos disfrutar del esquí de fondo.

Pero viajar a Andorra no significa sólo disfrutar de la nieve, ya que encontraremos muchas actividades deportivas durante todo el año además de una historia que se ve reflejada en sus calles y en el buen hacer de sus gentes.

Qué hacer en Andorra

Independientemente del momento del año en el que decidamos viajar hasta Andorra, las actividades, el descanso y el ocio serán recursos que podremos disfrutar acompañados por nuestros amigos o nuestra familia.

Gracias a los distintos alojamientos que ofrecen el hotel más forfait en Andorra, no tendremos ningún tipo de problema en relación con el hospedaje, además de que también contaremos con la posibilidad de alquilar apartamentos y casas para poder disfrutar de unas vacaciones totalmente relajadas y tranquilas. Con distintos refugios de montaña y campings podremos estar totalmente convencidos de que encontraremos el lugar de descanso perfecto y más adecuado a nuestras necesidades.

Pero por supuesto, viajar a Andorra también significa que podremos conocer una gastronomía muy enraizada que satisfará nuestro paladar con sabores nunca antes conocidos.

En definitiva, viajar a Andorra implica una gran cantidad de actividades de ocio y culturales que nos permitirán incluso disfrutar de las actividades más extremas especialmente pensadas para los aventureros como es el caso del mushing, el speedride, esquí de travesía, realizar rutas con motos de nieve, volar, barranquismo, etcétera.

Sin duda alguna, Andorra es un paraíso invernal que pone a nuestro alcance una experiencia de ensueño donde el único límite lo pondremos nosotros.

 Andorra, un lugar de ocio y diversión para este invierno

Gracias por la foto a jorge.correa