En el norte de Tanzania podemos encontrar en el lago Natron, un lugar con una apariencia verdaderamente tranquila como si en sus fauces no guardase algunos de los secretos más espeluznantes que podamos imaginar, y es que el lago Natron también es conocido como el lago que convierte a los animales en estatuas de sal.

El lago Natron

Este lago cuenta con una superficie de aproximadamente 800 km², aunque dependiendo de la época en la que nos encontremos puede llegar a reducir sus dimensiones o incluso a alcanzar los 1000 km².

Una de las características más importantes de este lago es que se trata de uno de los lagos con un pH más alto, ya que asciende a los 10,5 y por ello puede llegar a ocasionar algunas heridas y quemaduras importantes en caso de que entremos en contacto con dichas aguas.

En su interior se encuentran algunos minerales de compuestos como pueden ser el magnesio, el cloro, sodio, carbonato de sodio, etcétera.

El fallecimiento de las aves en el lago Natron

Si visitamos el lago Natron, sin duda, una de las imágenes más escalofriantes que podremos presenciar es la existencia de distintos animales que se encuentran completamente convertidos en estatuas de sal.

Antes de nada aclarar que los animales no han muerto por culpa del lago en sí, sino que al morir conservan su estado petrificado debido a la concentración de sal. Las fotografias que se encuentran en el video que adjuntamos muestra animales con posturas ya preparadas por el fotografo Nick  Brandt con animales que encontró fallecidos en la orilla o cercanias del lago. No significa que murieran en esa posición ni en ese preciso momento.

Sin duda una situación extraña aunque en realidad ya se conoce la razón de la misma, y no es otra que el gran contenido de sal de las aguas de este lago y el efecto de las cenizas producidas por el volcán Ol Doinyo Lengai que se encuentra en las proximidades. Esta mezcla hace que los seres vivos acaben totalmente calcificados y es por ello que mucho después podemos seguir observando su forma casi perfecta.

Por esa razón, muchos de los animales que se acercan sufren el efecto cáustico de esta mezcla química tan mortal y en ocasiones no logran sobrevivir. No obstante, no hay que ir con la idea de que el proceso se produce en un instante, ya que es necesario que transcurra suficiente tiempo además de que incluso existen variedades animales que habitan en la zona y que han logrado adaptarse a estas aguas.

Sin duda alguna estamos ante un destino que vale la pena saber de su existencia. En el video que colocamos a continuación podéis ver una colección de fotos realizadas por Nick  Brandt. Encontrarás una explicación más científica sobre estas imágenes aquí.

Gracias por la foto a Routard05