Hoy vamos a conocer el Parc du Cinquantenaire, también conocido como el Parque del Cincuentenario o incluso como el Parque del Jubileo, un lugar fantástico localizado en Bélgica, más concretamente en Bruselas.

El Arco de triunfo del Parc du Cinquantenaire

El Parc du Cinquantenaire en la actualidad se considera un homenaje a la independencia del país, y uno de los eventos más interesantes que tuvieron lugar en la fue la Exposición Nacional que se celebró en el año 1880 y que buscaba festejar los 50 años desde dicha independencia.

Se trata de un parque localizado en la ciudad que cuenta con unas 30 ha y en su interior podremos encontrar una gran cantidad de edificios que conforman la U que podemos ver hoy en día.

No obstante, el Arco de triunfo que podemos ver en la actualidad no fue construido hasta el año 1905, de forma que se sustituía otro construido previamente y que también se encargaba de homenajear a los valientes que lucharon durante la guerra.

Cabe destacar que la estructura de piedra, hierro y vidrio tenía como objetivo simbolizar el importante apogeo y las mejoras económicas fundamentalmente gracias a la industria que el país experimentó tras el cambio.

Qué visitar en el Parc du Cinquantenaire

En cuanto a lo que podemos hacer y visitar en este lugar tan emblemático podemos destacar los tres museos, una mezquita, el propio arco, etcétera.

En uno de los museos encontraremos una gran cantidad de objetos militares que resumen de un buen modo la historia y la liberación del país. También tenemos la posibilidad de acceder a un fantástico museo de arte donde encontraremos objetos incluso pertenecientes a la prehistoria.

El tercer museo es fantástico y está especialmente pensando para aquellos amantes de los vehículos, ya que encontremos una gran colección de automóviles antiguos con fichas para identificarlos así como también poder conocer un poquito mejor el origen de los fabricantes y la razón por la que dichos vehículos se llevaron a cabo.

Finalmente tenemos que destacar la mezquita, la cual es la más antigua de toda la ciudad y aquí es donde reside el Centro cultural islámico del país.

Además de todos estos edificios tan interesantes, el propio parque en sí es una verdadera maravilla, y no debemos dejar escapar la oportunidad de pasear por sus avenidas y disfrutar del esmero de la ciudad por mantenerlo en perfectas condiciones.

Y una vez que hayamos conocido el Parc du Cinquantenaire, lo que tenemos que hacer es empezar a recorrer la ciudad y sacar el máximo provecho a nuestro viaje, buscando todo aquello que pueda permitirnos volver a nuestro hogar con un buen recuerdo.

Como siempre me gusta recordar en estos casos, la gastronomía es parte esencial en nuestros viajes, y en Bruselas encontraremos tanto la gastronomía propia como una multitud de restaurantes donde disfrutaremos de platos de otros países.

Sin duda alguna, viajar hasta aquí es una opción muy acertada, y nos permitirá aprender muchísimo sobre el pasado y el presente de Europa.

Parc du Cinquantenaire, un descanso para el cuerpo y la mente

Gracias por la foto a Nigel’s Europe