Sin lugar a dudas, algunos de los mejores destinos turísticos que podemos encontrar son aquellos que nos permiten relajarnos, descansar y olvidarnos del estrés de la vida. Por esta razón, en esta ocasión vamos a conocer el parque regional de Belcarra.

La Columbia Británica

Belcarra es el nombre de un pequeño pueblo que se encuentra localizada en Canadá y que pertenece a la Columbia Británica.

Su característica principal es que se trata de un lugar donde la tranquilidad asoma por todas las esquinas, ya que con sus menos de 1000 habitantes y su superficie de cerca de 5,5 km² nos ofrece un entorno verdaderamente paradisíaco donde conseguiremos desconectar por completo de nuestra rutina, revitalizando nuestro cuerpo y mente y disfrutando de una de las mejores estancias que hemos podido tener en nuestra vida.

Para poder llegar aquí podemos dirigirnos a Vancouver, lugar desde el que encontraremos algunas de las mejores rutas para todas las poblaciones que se encuentran en este distrito.

Todas ellas nos ofrecen no sólo un aspecto natural y de ensueño, sino que están centradas fundamentalmente en conservar sus paisajes naturales y lograr la mejor calidad de vida posible.

Belcarra se encuentra en la parte norte de Port Moody, una de las ciudades más importantes de todo Vancouver. Desde Port Moody también tenemos la posibilidad de coger un autobús para dirigirnos a Belcarra.

Eso sí, independientemente del lugar de origen que elijamos para dirigirnos hasta Belcarra, lo que sí disfrutaremos es de algunos de los paisajes más bonitos que podamos imaginar.

El glaciar de Belcarra

Otra característica interesante es que desde sus costas podemos disfrutar del fantástico glaciar, algo que sin duda alguna atrae a una gran cantidad de turistas cada año.

Muchas de las personas que viven aquí tienen sus casas construidas sobre el mar, ya que el agua es uno de los elementos más importantes de la ciudad gracias a que le da ese efecto que nos hace sentir que nos encontrarnos en un paraíso.

Es más, aquellos habitantes que no cuentan con casas construidas sobre mar, lo que sí tienen son barcas y otros medios de transporte marítimos para sacar el máximo partido al líquido elemento.

Qué hacer en Belcarra

Si viajamos a Belcarra, tendremos la posibilidad de realizar una gran cantidad de actividades, lo que significa que nunca tendremos tiempo de aburrirnos.

No obstante, el objetivo principal de viajar hasta aquí es el desconectar y relajarnos. Lo más importante es que nos olvidemos de los atascos y los bullicios, ya que aquí tenemos que adoptar el estilo de vida tradicional, y es la naturaleza la que nos despertará y  nos dirá cuándo tenemos que irnos a dormir.

Cerca encontramos otra población conocida como Anmore, la cual es algo más grande ya que tiene aproximadamente el doble de habitantes, aunque sigue manteniendo su esencia gracias a que el objetivo de todos sus habitantes es el de mantener el entorno rural.

Desde rutas de senderismo hasta pesca deportiva pasando por darnos un baño en la playa o directamente tumbarnos y ver crecer la naturaleza frente a nuestros ojos… Todo lo que queramos imaginar y que nos ayude a recomponernos por completo y así disfrutar en Belcarra.

 El parque regional de Belcarra

Gracias por la foto a Wizard of Wonders™