Si nos gusta viajar a menudo además de conocer y aprender nuevas cosas, un lugar muy recomendable que podemos visitar es el valle de Coa, ya que nos ayudará a echar la vista atrás y volver a la prehistoria.

El valle prehistórico de Coa

Coa es un lugar fantástico que destaca especialmente gracias a la gran cantidad de restos relacionados con el arte prehistórico.

Se trata de un territorio que conocemos desde finales de los 80, y cuyas muestras nos dan la posibilidad de descubrir restos que datan desde incluso el año 22.000 a. C. No obstante, no fue hasta el año 1995 cuando los arqueólogos comenzaron a catalogar todas las muestras encontradas en la zona.

El valle de Coa se encuentra localizado junto al Duero, aunque lo mejor que podemos hacer es visitar Vila Nova de Foz Coa, ya que es el lugar donde encontraremos una mayor cantidad de restos que sin duda alguna harán las delicias de nuestro viaje. En total contaremos con 16 zonas que recorren un total de 17 km, lo que nos garantiza que podremos disfrutar incluso durante semanas de esta fantástica muestra de cultura que nos ayudará a conocer nuestros orígenes.

Qué podemos encontrar en el valle de Coa

Fundamentalmente, los restos que vamos a poder encontrar en el valle de Coa son artísticos, destacando las representaciones y grabados donde podremos ver algunos animales como son los caballos. También encontraremos muchas otras figuras como las que representan al hombre además de otras que son abstractas.

Para realizar este tipo de grabados se utilizaron distintas técnicas fundamentalmente basadas en golpes, incisiones y tallados, creando composiciones que van desde los 15 hasta los 180 cm.

No obstante, cabe destacar que tienen una característica que es la de la ausencia de color. Es decir, prácticamente ninguna de estas representaciones han sido pintadas.

Cómo sacar el máximo partido al valle de Coa

Pero si lo que queremos es aprender el máximo posible y sacar el mejor partido a nuestro viaje, lo mejor que podemos hacer es contratar algunos de los distintos recorridos organizados que se realizan guiados por expertos en la materia.

Cabe destacar que de esta forma no sólo nos informaremos mejor de los orígenes y los estudios realizados sobre dichos trabajos, sino que además también tendremos la posibilidad de conocer los mejores lugares donde este tipo de representaciones son más destacadas.

La desaparición del valle de Coa

No obstante, no todo lo relacionado con el valle de Coa ha sido bonito, ya que antes de su descubrimiento existió un proyecto para la instalación de una planta de energía hidroeléctrica.

El problema es que dicha planta podría llegar a afectar indirectamente a todos estos restos encontrados, ya que forzaría a que el nivel del mar subiese, con la consiguiente desaparición de algunos de estos restos.

No obstante, gracias a las quejas y a la lucha por evitar este tipo de situación, en el año 1995 se consiguió paralizar el proyecto de forma que comenzó el estudio de la zona así como la creación del parque que hoy en día podemos visitar.

El valle de Coa, de vuelta a la prehistoria

Gracias por la foto a Alvaro