En esta ocasión vamos a viajar a un destino fantástico que nos permitirá desconectar por completo del estrés de la vida moderna y relajarnos en un ambiente rodeado de auténtica naturaleza. Su nombre es Laerdal y se trata de un pueblo donde podremos pasar algunos de los mejores días de descanso de nuestra vida.

Viajando por Noruega

Laerdal es un pequeño municipio muy característico que se encuentra rodeado de pura naturaleza, pero su belleza no queda únicamente aquí, ya que sus construcciones de madera dan el toque perfecto y permiten mimetizar a los habitantes con la libertad y la tranquilidad que ofrece este valle plagado de espacios naturales.

En este lugar tan sólo habitan unas 2000 personas y lo que verdaderamente sorprende es que nada más salir por la puerta todo lo que nos rodea es vegetación y agua miremos donde miremos.

Aunque la mayor parte de Laerdal está conformado por valles, también tenemos la posibilidad de viajar y movernos por una gran cantidad de montañas donde apenas escucharemos algunos ruidos, y todos ellos proporcionados por el medio en el que nos encontramos.

Qué hacer en Laerdal

Laerdal no sólo ofrece belleza y descanso a sus visitantes, sino que también cuenta con algunas rutas organizadas para que podamos practicar senderismo y descubrir viejas construcciones que sin duda alguna nos sorprenderán. Conseguir alojamiento no será nada complicado,  podemos encontrar gran variedad de ofertas de hoteles con Expedia que se ajusten a nuestro presupuesto.

Además, también encontraremos otros lugares de interés como el museo que se encuentra ubicado en la vieja estación de telégrafos donde aprenderemos más sobre la historia del correo en el país. Otros sitios interesantes son el túnel que es considerado como el más largo de todo el mundo gracias a sus 24 km y medio además de otros lugares como la iglesia Borgund.

 Laerdal, un viaje para desconectar

Gracias por la foto a hirodusk