El mundo está lleno de lugares curiosos y llamativos que, una vez que los conocemos, consiguen cambiar por completo nuestra perspectiva sobre la vida. Uno de ellos es Benbulbin.

La magia de Benbulbin

Benbulbin tiene una magia que no puede explicarse con palabras. Es necesario llegar a Irlanda y desplazarnos hasta el condado de Sligo al que podremos llegar desde Dublín utilizando el tren, o incluso desde Belfast mediante autobús.

Una vez que lleguemos, nuestra vida ya no volverá a ser la misma. Ahora ya hemos conocido Benbulbin, y algo en nuestro interior ha cambiado.

El origen de Benbulbin

Y es que no hay nada mejor que conocer el origen de aquellos lugares que visitamos, puesto que nos ayudan a aprender y a entender mejor la evolución de la naturaleza.

En el caso de Benbulbin, nos encontramos frente a una formación rocosa que parece haber sido tallada a mano, y su origen es sin duda sorprendente, ya que data de la era glacial en la que el hielo cubría con su espeso manto cada centímetro de Benbulbin.

Al retirarse, el resultado fue esta maravilla de la naturaleza que ahora podemos disfrutar.

También ha tenido una gran riqueza a la hora de conocer mejor la Edad de Hielo, ya que se ha encontrado una gran cantidad de fósiles marinos con más de 300 millones de años.

Sin duda alguna, Benbulbin tiene algo muy especial, pero para conocerlo tendremos que viajar hasta allí.

Los paisajes de ensueño de Benbulbin

Gracias por la foto a Phil Burns