En el artículo de hoy vamos a hablar del puente que hay sobre la bahía de Sidney, un puente que muchos de nuestros lectores habrán visto con el edificio de la Opera House al fondo.

El origen del puente sobre la bahía de Sidney

Antes de hablar del puente, es importante conocer las razones por las que se construyó.

En esta zona de Sidney podemos encontrar por separado la zona comercial y residencial de la zona económica, es decir, de lo que se considera el centro financiero de Sidney. Al estar separadas, los trayectos se realizaban de forma bastante incómoda, por lo que se tomó la resolución de construir el puente facilitando así el acceso y el desplazamiento de los ciudadanos.

Las características del puente sobre la bahía de Sidney

Este puente fue inaugurado el 19 de marzo del año 1932, tras algo más de ocho años de construcción.

En total cuenta con un largo de 1150 m y una altura sobre el mar de 49 metros. Su arco alcanza los 124 m de altura en su parte más alta. Aunque en las imágenes da la sensación de tener dimensiones normales, cabe destacar que cuenta con un total de 11 carriles, dos de ellos para el ferrocarril, un carril para bicicletas y ocho carriles para vehículos.

También hay que tener en cuenta que si queremos disfrutar de una de las mejores vistas de toda la ciudad, podemos acceder a la parte superior mediante el paseo peatonal, conociendo mejor de este modo un puente tan mítico cuya imagen ha recorrido todo el mundo.

El puente de la bahía de Sydney

Gracias por la foto a sjpkennedy