En nuestro viaje de hoy nos dirigiremos a Bolivia donde se encuentra el camino de los Yungas, un lugar no apto para los que sufren de vértigo.

El camino de la muerte

El camino de los Yungas es también conocido como el Camino de la Muerte, ya que se trata de una vía muy peligrosa donde en algunos de sus tramos apenas cabe el ancho de un coche, y si a eso le sumamos la gran cantidad de curvas y la altura que llega a alcanzar de más de 4700 m, tenemos todos los ingredientes para un cóctel muy movido.

Además, si a esto le añadimos que se trata de un tramo donde, a diferencia del resto del país, es obligatorio circular por la izquierda, las cosas no se ponen nada fáciles. No obstante, existe una ley que obliga a los vehículos que se dirigen a Los Yungas a detenerse para ceder el paso a los que van en dirección a La Paz.

La historia de la carretera de los Yungas

La razón del nombre se debe a que se trata del lugar de Bolivia donde se han producido los accidentes viales más trágicos, destacando el ocurrido en el año 1983 cuando un autobús acabó cayendo por el acantilado con el resultado de más de 100 personas fallecidas.

Y esta situación no ha mejorado con el paso del tiempo, ya que en el año 2011 se calcula que se produjeron 114 accidentes donde perdieron la vida 42 personas, estableciéndose una cifra media de unas 40 muertes cada año.

El origen de esta carretera data del año 1930 cuando se produjo la Guerra del Chaco, y fue construida por los prisioneros de Paraguay, el enemigo de Bolivia.

El camino de los Yungas

Gracias por la foto a jimmyharris