Badaling es el sector que cada año recibe más visitadas de toda la Gran Muralla China ya que es uno de los lugares donde existe más preocupación por conservarla. Si nos fijamos bien, la mayoría de las agencias de viajes dirigen a sus turistas hacia esta zona ya que, entre otros aspectos, se trata de un lugar que se encuentra abierto a absolutamente todos los turistas.

Llegando a Badaling

Una de las primeras panorámicas que podemos disfrutar es la inmensidad del lugar cuando viajamos a Badaling de este Pekín moviéndonos por la autopista. Este tramo fue construido durante la dinastía Ming y se calcula que sería sobre el año 1500.

Para poder llegar a la Gran Muralla China tenemos que atravesar el paso de Badaling donde podremos ver la fortificación dividida en dos secciones que son conocidas como la sección Este y la sección oeste.

En esta zona podremos disfrutar de fantásticos paseos ya que se esmeran considerablemente con el objetivo de conservar lo mejor posible esta famosa muralla. El lugar transcurre por una zona montañosa que cuenta con una altitud que oscila entre los 700 y los 1000 m, contando los muros con una altura media de unos 7 m llegando a alcanzar los 5 m de anchura en algunos de sus tramos, ya que por ellos transcurrían soldados a caballo.

En el sector Este es donde la muralla alcanza la mayor altura y es donde podremos encontrar una torre de vigía a la cual podremos acceder utilizando el teleférico.

Sin duda se trata de una visita imprescindible para los que estén pensando en viajar a China.

Badaling

Gracias por la foto a ist4u