En París la ciudad del amor, las luces y la moda encontramos situado en una colina de aproximadamente 130 metros de altura Montmartre, uno de los barrios con más encanto de todo el territorio francés.

¿Por qué se denomina el “barrio de los pintores”?

La razón proviene de que a mediados del siglo XIX, artistas como Camille Pissarro comenzaron a habitar Montmartre por sus precios de alquiler baratos y sus bonitas vistas. Hacia finales del siglo, este y su contrapartida en la orilla izquierda, Montparnasse se convirtieron en los principales centros artísticos de París. Cerca del viejo molino junto a la cumbre se abrió un restaurante al aire libre, donde se celebraban bailes con espectáculo.

Artistas famosos como Pablo Picasso y Amadeo Modigliani y otros artistas pobres vivieron y trabajaron en una comuna, un edificio llamado el Bateau-Lavoir entre los años 1904-1909. Se formaron asociaciones artísticas como les Incoherents y artistas como Vicent Van Gogh, Henry Matisse, Renoir , Edgar Degas, Tolouse-Lautrec,trabajaron y crearon algunas de sus obras maestras allí, aquellas que podemos encontrar en cualquier museo importante del mundo.

Montmartre en París

¿Qué encontramos en Montmartre?

El barrio parisino abarca dos áreas muy diferentes, por un lado en las proximidades de la Plaza Pigalle reinan las luces de neón anunciando sex-shops y algunos cabarets entre los que destaca especialmente el famoso Moulin Rouge. Tras una subida larga y costosa de escalones,se llega hasta la Place du Tertre, situada en la parte alta. Se trata de una de las mejores zonas del barrio, tanto para cenar como para observar la parte bohemia.

Y por último encontramos la Basílica del Sagrado Corazón, un precioso templo desde el que se obtienen maravillosas vistas de todo París Las escaleras de la basílica suelen estar tanto llenas de turistas como de gente local que acude a pasar la tarde.

Gracias por la foto a sscvalerie