Viajar por Europa en invierno siempre equivale a probar dos platos clásicos que forman parte de esta estación: las castañas asadas y el vino caliente Glühwein.

El vino Glühwein es una bebida típica de lugares del norte y centro de Europa y Alemania, que sirve para calentarnos en los días de invierno más fríos y que se acostumbra a tomar en noviembre y diciembre.

Si vamos a viajar en los meses próximos o a final de año a alguna capital europea donde reine el frío y la nieve, no podemos dejar la oportunidad de probar esta bebida caliente tan reconfortante que nos ayudará a recuperar el calor perdido tras un día entero de recorrido turístico por una ciudad nueva.

En breve se comenzarán a ver en lugares como Suecia, Dinamarca, Austria e incluso la República Checa, pequeños mercadillos navideños situados en la calle en los que será la mejor ocasión de probar el Glühwein.

Glühwein

Gracias por la foto a spekkies_mj