Vlkolínec es el nombre de un antiguo poblado que se ha mantenido casi intacto e impasible al paso del tiempo, y cuenta con gran cantidad de edificaciones hechas íntegramente de madera y que son características de las zonas montañosas europeas, de manera que este destino forma parte de uno de esos viajes poco comunes pero que puedes visitar con toda la familia y experimentar un viaje atrás en el tiempo dado que este asentamiento tiene unas raíces que nos remontan hasta el año 1376, año en el cual se fecha la primera reseña escrita que se ha encontrado y que hace referencia a este encantador sitio.

Todas las construcciones de Vlkolinec se caracterizan por la prácticamente igual estructura de las casas, que cuentan con tejados de madera oscura a dos aguas y que ayudan a dar ese toque tan rústico.

Si finalmente visitaís Vlkolinec no podéis dejar de visitar alguno de los dos museos que su ubican allí, en los cuales podréis aprender más acerca de la historia de este encantador paraje.

pueblo eslovaco vlkolinec

Grácias por la foto a Gilderic