En el año 1971, un millonario empresario estadounidense llamado Michael Oliver decidió crear la Ocean Life Research Foundation a la cual destinó unos cuantos millones de dólares para la creación de un estado. Posteriormente decidiría la creación desde 0 de una isla artificial en la zona de los arrecifes de minerva, situados en el Océano Pacifico. Estos arrecifes recibieron ese nombre tras el hundimiento de un gran buque ballenero llamado Minerva en el año 1989.

El fin era el de crear una nación totalmente liberal, la república de Minerva, en la que no se reclamasen impuestos y donde ningún tipo de estamento político pudiese intervenir en la economía. Además basarían su economía en la pesca y en actividades comerciales. Para iniciar la actividad comercial crearon su propia moneda, el dólar de Minerva.

Finalmente, declararon la independencia en 1972, sembrando el malestar entre los países vecinos, entre ellos Tonga, Nueva Zelanda, Australia, etc…  En el mismo año Tonga reclamó la soberanía de los arrecifes de Minerva. En el verano el Rey de Tonga envió al arrecife un destacamento militar que desmanteló “el campamento” creado por Michael Oliver y que devolvió a Tonga el dominio del arrecife. Tras esto el magnate estadounidense abandonó el proyecto.

Durante la última década también se han dado casos en los que pequeños grupos han intentado ejercer la soberanía sobre la isla quedándose finalmente en meras tentativas ya que el gobierno de Tonga reaccionó rápidamente.

La República Minerva