En Eslovenia, en la región de Carniola, existe una pequeña isla en el lago Bled, que tiene su mismo nombre, pero también es conocida como “la Isla de las Bodas”. La razón es la iglesia que hay justo en el centro, llamada la iglesia de la Virgen María, donde muchas parejas han decidido casarse, pues dicen que da buena suerte.

Pero la isla de Bled se encuentra en un paraje impresionante, en medio de un lago glacial y rodeada de bosques frondosos, lo que la hacen un lugar muy especial. No por nada, en 1999 fue declarada monumento cultural de importancia nacional en Eslovenia.

Gracias a Arian Zwegers y a harry-m por las fotografías.