Una de las cataratas más raras del mundo la encontramos en México, en el Valle de Mitla, cerca de la ciudad de Oaxaca. Esta catarata situada en medio de abundante vegetación está petrificada, un efecto sorprendente de agua paralizada en el tiempo, fruto de la unión de Carbonato sódico y magnesio con vetas de azufre.   Todo ello es debido a que en la cima de la colina emana un manantial conocido como “Hierve el Agua” no porque realmente el agua este muy caliente sino por el efecto burbujeante del manantial por el exceso de los minerales anteriormente citados los cuales han ido creando esas vetas y esa maravillosa forma de catarata congelada o catarata petrificada.

Sin duda un gran atractivo para todos los que queramos disfrutar de una belleza de la naturaleza, una gran atracción turística donde también es posible disfrutar de sus pequeñas piscinas naturales formadas en la cima.

Cascada congelada en el Valle de Mitla

Autor imagen catarata:  Lord Cuauhtli